Carretera a un año y ocho meses de construida; aflora mal menejo y deterioro

Redacción Especial

GUAYABAL, AZUA.- El nuevo Ministerio de Obras Públicas le tocará indagar un gran contrato que se hizo con una carretera en Azua, donde solo por la construcción de un badén se solicitaron 113 millones de pesos y el mismo se terminó de destruir con las aguas que cayeron entre jueves y viernes con el paso de la tormenta Isaías.

El abultado contrato de construcción de 15 kilómetros del tramo carretero Guayabal, salió relucir que aparte del monto estipulado inicialmente se solicitó al gobierno otra partida millonaria para la construcción del referido badén de dicha carretera, el cual le afloran vicios de construcción, ante la indiferencia de las actuales autoridades.

En el escandaloso caso de supuesta sobrevaluación en la construcción de dicha vía, del cual se ha hecho eco la prensa nacional, la empresa Malespin, S.A. es la beneficiaria de dicho contrato, el cual le fue asignado en el 2007.

Con el paso de la tormenta Isaías los badenes construidos para que el agua no dañe la carretera se destruyeron y con ellos terminó de irse a pique la referida vía que está- dificultando el tránsito de los residentes en Guayabal y los visitantes.

Entidades sociales y religiosas de Guayabal, amenazan con protestar, si el próximo gobierno no abre una investigación en torno a la problemática que la empresa constructora ha dejado, exigiendo que sean sometidos a la acción judicial por lo que entienden es un fraude contra del Estado Dominicano.

Dicha carretera aparece como entregada al ministerio de obras públicas a pesar de estar concluida y lo poco que se construyó ahora fue destruido por las aguas del mal tiempo que azotó entre jueves y viernes el país.

Se dice que Malespin, S. A. ha realizado alrededor de 13 cubicaciones con cargo al presupuesto original, totalizando un cobro por aproximadamente RD$270 millones y le falta por cobrar unos RD$70 millones.

El Ministerio de Obras Públicas tramitó con el gobierno central unos presupuestos adicionales que al totalizarlos llevan la obra a RD$1,120 millones, ya que aparece un badén que cuesta RD$113 millones.

El pasado sábado periodista de Diario Libre visitaron la zona invitados por instituciones sociales de Guayabal de Azua y se pudo observar las aguas inundando toda la carretera por la falta del badén que debía estar construido para evitar daños a la vía.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *