Detienen a la gobernante de Pichincha tras fin de las protestas en Ecuador

Quito, 14 oct (EFE).- Las autoridades de Ecuador detuvieron este lunes a la prefecta (máxima autoridad) de la provincia de Pichincha, Paola Pabón, confirmó la Fiscalía General del Estado, sin precisar las razones para la decisión, que se dio pocas horas después del fin de las protestas por el alza del precio de los combustibles.

En su perfil de Twitter, la Fiscalía indicó este lunes de que tras investigaciones, con el apoyo de la Policía «fueron detenidos Paola P., Christian G, y Pablo D.»

«En los allanamientos, se levantaron indicios, como equipos tecnológicos, teléfonos, sustancias sujetas a fiscalización y documentación», anotó.

De su lado, en su cuenta de Twitter, la prefecta de Pichincha, cuya capital es Quito, denunció: «Hoy entraron a mi casa de madrugada y derribaron la puerta mientras dormía. Me llevan detenida sin pruebas. Ser oposición en una democracia no puede ser delito. No es democracia cuando se persigue a los opositores políticos de esta forma».

En redes sociales circula un vídeo del momento en que se detiene a Pabón en el que reclama la forma en que las autoridades ingresaron en su domicilio y denuncia visiblemente molesta que «esta es la represión del Gobierno de (Lenín) Moreno, este es el famoso Estado de derecho, esta es la paz que le proponen a Ecuador».

«Este movimiento histórico, de octubre de 2019 es un movimiento ciudadano, es un movimiento social», dijo Pabón que ha sido detenida pocas horas después de que el Gobierno y los dirigentes indígenas llegaran a un acuerdo que puso fin a once días de protestas, muchas de ellas violentas en distintas partes del país.

«Esto es una afectación a los derechos humanos, esto es persecución política. Mi único delito es ser militante de la Revolución Ciudadana», anotó Pabón en referencia a la agrupación política afín al expresidente de Ecuador Rafael Correa (2007-2017), quien vive en Bélgica.

En días pasados, Pabón y la ministra de Gobierno, María Paula Romo, intercambiaron mensajes vía Twitter en momentos en que el Ejecutivo achacaba los actos de violencia en las protestas a gente cercana a Correa.

«Usted y su Gobierno, me han acusado sin pruebas, en el momento que la Fiscalía Ecuador requiera, estaré dispuesta a dar mi versión, no le tengo miedo a su régimen de represión y persecución. El que nada debe nada teme», le dijo Pabón a Romo.

La ministra respondió: «Así será. Usted tiene que responderle a Quito, a Pichincha. La prioridad es recuperar la paz y la normalidad para todos y luego tendremos tiempo para probar el terrible papel que ha jugado creando caos y terror».

Tras anunciar el acuerdo con los indígenas para sustituir el decreto 883 de eliminación de los subsidios que provocó las protestas, el presidente Lenín Moreno aseguró el domingo que con el acuerdo detuvo «el golpe correísta», en referencia al exgobernante, su excorreligionario y actual acérrimo enemigo.

«Una solución para la paz y para el país: el Gobierno sustituirá el decreto 883 por uno nuevo que contenga mecanismos para focalizar los recursos en quienes más los necesitan. ¡Se recobra la paz y se detienen el golpe correísta y la impunidad!», escribió el jefe de Estado.

Desde el inicio de la protesta, el Gobierno ha sostenido la tesis de que Correa intentaba desestabilizar la democracia en el país, extremo negado por el exgobernante que vive en Bélgica. EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *