Director de la Policía califica de “barbarie” la forma en que un agente mató a dos en San Francisco de Macorís

Se quejó de que la justicia le permite salir de la cárcel con facilidad a los que delinquen

El director de la Policía Nacional, mayor general Ney Aldrin Bautista Almonte, calificó de “barbarie” la acción cometida por un sargento de esa institución que mató de varios disparos a dos jóvenes desarmados e inocentes de los hechos que luego se les quisieron imputar en San Francisco de Macorís.

Se trata del agente Juan Cristian Pichardo De Aza, quien está acusado de matar a Marbin José Peña, de 20 años, y José Miguel García, de 21 años, el pasado siete de mayo en el sector Rivera del Jaya, cuando junto a un cabo de la institución formaba una patrulla motorizada que los detuvo y momentos después se le ve dispararle al menos a uno de ellos en un video.

“Una vez más de manera responsable, nosotros sometimos al que cometió este hecho; con testigos y con evidencias, y que pague por el hecho cometido. Que pague hasta la última consecuencia el hecho cometido; que es una barbarie simplemente”, proclamó el oficial al lamentar el daño que causa ese tipo de sucesos.

La Policía Nacional había informado que los dos jóvenes enfrentaron con una pistola que portaban a De Aza y a su compañero en el sector Ribera del Jaya, donde hicieron contacto con estos a los que perseguían desde la comunidad La Bajada por el supuesto robo de una motocicleta, versión que luego debió ser desmentida en un parte de prensa de la uniformada.

La rectificación del informe inicial de la Policía debió admitir que no hubo tal enfrentamiento, que a los jóvenes no les fue ocupada una pistola y que no tenían antecedentes penales como se había dicho. A De Aza le fueron impuestos tres meses de prisión preventiva como medida de coerción, la cual cumple en la cárcel de Vista al Valle por violación a los artículos 295 y 304 del Código Penal Dominicano.

Se quejó de la justicia

Ney Aldrin Bautista Almonte volvió a quejarse de que la justicia deja en libertad con facilidad a las personas que son sometidas por la institución por diferentes hechos.

Citó como ejemplo a Andrés Arias Sánchez, de 27 años y Alfred Alexander Encarnación Ortega, de 31 años, acusados de haber matado el pasado domingo al comerciante Rolando Flores Yapor y a su propio compañero, Rafael Peñaló, de 37 años, y el del domínico–haitiano Hipolito Michel Pérez, alias Jimmy, de 39 años; Esterlin Antonio Beato Hidalgo, alias Pavelo, de 28 años, y Frank Luis Moreno Sánchez, alias Pato, señalados como los matadores del empresario venezolano Eliezer José Delgado Sevilla.

Bautista Almonte dijo que en ambos casos sus perpetradores han sido sometidos en varias ocasiones por diferentes delitos y que han logrado salir ilesos de los procesos retornando a las calles a delinquir.

Bautista Almonte deploró que al igual que pasó en Herrera “dos individuos asaltan a una persona y le quitan la vida. Uno de ellos conduce la motocicleta, el otro se desmonta; en un forcejeo le quita la vida a un ciudadano cualquiera que pudiera ser un pariente suyo o mío. Hacemos un proceso de investigación, conseguimos las cámaras y se ve que son esos dos en el video y uno de ellos es que dispara. Probablemente el que conduce la motocicleta en la primera o segunda revisión le cambien la medida y salga en el primer o segundo año, y ¿saben lo que va a hacer? Simplemente montar otro en la motocicleta”, lamentó el director policial al considerar que ambos deben pagar igual.

Aunque la Policía dice que los señalados por matar al comerciante y a su propio cómplice en Herrera tienen al menos ocho casos pendientes, una fuente de la institución indica que son al menos 30 los hechos en los que están involucrados, incluyendo muertes, asaltos y causar heridas de bala a ciudadanos.

Mientras que en la muerte del empresario venezolano sostuvo que a pesar de que fue uno el que disparó, otro rentó el vehículo en que se trasladaron a cometer el hecho, otro andaba en él y otro lo ocultó y, por ende, “deberían recibir penas similares y no solo la más fuerte contra quien apretó el gatillo” como considera se hace actualmente.

Sostuvo que esta vez, al igual que en las ocasiones anteriores han presentado suficientes pruebas y evidencias con la esperanza de que se logren condenas fuertes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *