PROFETAS ANTÍTESIS. LA LAICA Y RELIGIOSA REELECCIÓ

No puedo evitar mi asombro por la laicidad, la secularidad de algunos que en su momento defienden a rajas tablas algunos derechos que consideran científicamente sustentables y humanamente exigibles, a los que se opone la iglesia, como por ejemplo el aborto en sus tres caudales.

Cuestionan a la santa iglesia, la califican de anticuada y acientífica, y elaboran y enarbolan un discurso en el que pretenden disminuir el radio y rango de la opinión eclesiástica.

Luego, la iglesia, que en su opinión debe estar marginada de un asunto jurídico y científico como sus tres causales, y ambos en protección de sus caudales, opina sobre un tema político que a su vez es jurídico. La reelección.

Ufff que ocurre que ahora el discurso obispal concuerda con mis intereses políticos, si si si que una vez fui reeleccionista, pero es cosa del pasado, y ahora entiendo, en este específico 2019 entiendo que hasta este 2019 estuve equivocado. Cosas del ayer, agua pasada.

Y ahora si que si la iglesia habla con rigurosidad científica, los sacerdotes, especialista en el virtual asunto del alma, bueno, no tan virtual, que yo creo en ello, pueden suplir o sustituir a abogados y políticos expertos y profesionales y científicos sin que se entienda asunción de postura política o de simpatías o apatías. Su clamor leído, antes repasado y repartido, por quienes son electos sin vías democráticas, sin elecciones, y eternizables, sin que les mueva a preocupación que sus gobiernos son para siempre, hasta que la muerte los separe, y es bueno para ellos, pero a pesar de que tienen ministros y ministerios, órganos y organismos, direcciones y administraciones nacionales, locales y hasta sectoriales, como un fisionomado gobierno y Estado, carecen, según el dictado de sus palabra sacrosantificadas por los que ayer fueron reeleccionistas con Hipolito o Balaguer o con Leonel, Constitución más Constitución menos, 124 o cualquier número modificable, carece de legitimidad.

¿La crítica a la reelección de la iglesia es acaso una autocrítica?

Lo cierto es que me gustan las posturas diversas, aún las contrapuestas, pero hay que previo a publicitarlas, hacer un mes culpa y definir el porqué de actitudes anteriores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *