¡Que tupé!: ¿Volverán a repetir en el 2020 lo del 12 y el 16?

En esta entrega incluyo dos reseñas periodísticas sobre dos iniciativas de alianzas electorales muy parecidas procedentes de un sector político-social tan parecido que incluye no pocos nombres comunes en ambas ocasiones, una realizada en el 2012 y otra recientemente.

Debo destacar que una buena parte de las personas que auparon la fallida iniciativa de “apoyo a Hipólito Mejía-PRD para desplazar al PLD” ahora, con la misma matriz argumental, han despreciado aportar a la posibilidad de convertir progresivamente al Movimiento MARCHA VERDE en una alternativa al sistema de corrupción e impunidad y a la partidocracia tradicional, para repetir una formula fracasada con ligeras variaciones.

En forma parecida actuaron también en la coyuntura electoral en el 2016, ya reemplazado el PRD por el PRM e Hipólito por Luis Abinader, cáscaras de un mismo palo.

Es así como el discurso radical de ese sector de capas medias contra la corrupción y la impunidad vuelve a terminar en una actitud conservadora que tiende a legitimar la hegemonía política conservadora mezclada con adornos reformistas a través de un proceso electoral viciado.

Ahora, nueva vez, los trajines aliancistas y las aproximaciones de ciertos “partidos y movimientos emergentes” y “sectores progresistas” apuntan hacia una formula encabezada por el PRM; pretendiendo, además, con grandes dificultades e importantes resistencias, que el liderazgos social independiente frente al bloque social dominante se suicide en el pantano electoral del 2020 bajo la tutela partidista.

Definitivamente hay quienes se resisten a aprender las lecciones de la historia y la repiten como tragicomedia, reproduciendo sucesivamente una especie círculos viciosos y viciados, cada vez más degradado y tutelado por el poder estadounidense; al extremo que implica el actual reforzamiento de la dictadura constitucional mafiosa, sus engendros continuistas y la vergonzosa competencia del oficialismo y la oposición conservadora por el favor de Trump, ambas entregadas a sus designios de recolonización de nuestra América.

Sin embargo, la manera como se empantanan y palidecen ahora esas iniciativas electorales “opositoras” incongruentes, indica que el alto grado de ilegitimidad de las instituciones vigentes y del propio sistema electoral establecido, junto a la enorme desconfianza popular en los partidos, en el gobierno y la cúpula empresarial… presenta la oportunidad y posibilidad de actuar en dirección a una quiebra institucional favorecida por un eventual desplome económico en gestación.

Esta realidad le da razón de ser a los esfuerzos por la consolidación de la independencia y el auto-empoderamiento del movimiento verde y los movimientos sociales en lucha con una propuesta de transformación estructural y formas de lucha diferenciadas y alternativas a aquellas que conducen a la trampa electoral.

EN EL 2012 CON HIPOLITO CONTRA DANILO.
A continuación reproduzco la reseña publicada el 4 de marzo del 2012 por el periódico digital ACENTO titulada:

“Intelectuales proponen crear un frente contra el continuismo del PLD apoyando a Hipólito-PRD”.

04 de marzo del 20

Enviado por:Acento.com.do

SANTO DOMINGO, República Dominicana.- Cincuentisiete ciudadanos y ciudadanas formularon un llamado a defender la democracia dominicana ante lo que denominan el continuismo y el autoritarismo del Partido de la Liberación Dominicana, al que califican como una “corporación” que se ha enriquecido en forma ilegal e ilegítima, en detrimento de las instituciones de la democracia.

El llamado lo formulan en medio de un proceso electoral polarizado entre el PLD y el Partido Revolucionario Dominicano, con las candidaturas de Danilo Medina e Hipólito Mejía.

Los firmantes del documento destacan el tema de la corrupción generalizada en el Estado dominicano como uno de los puntos que atenta contra el sistema democrático, aparte de la concentración del poder en manos del PLD y del doctor Leonel Fernández.

“Gracias a una relación de alianza y subordinación con sectores económicos fundamentales, la corporación-PLD ha penetrado en áreas claves de la economía, como las finanzas, los medios de comunicación, el sector energético, hidrocarburos, turismo, construcción, a los que habría que agregar otras áreas de actividades consideradas espurias”, dice el documento.

“Sugieren que las fuerzas políticas sean flexibles y puedan formular un gran pacto democrático para evitar el continuismo. “La actual coyuntura política demanda configurar un gran pacto democrático para derrotar en las próximas elecciones a la dictadura constitucional y el continuismo, asumiendo una lógica negociadora y flexible que permita sumar fuerzas, sobre la base de entender que la política no puede ser un medio para conseguir objetivos al margen de las circunstancias reales”.

El documento entonces fue firmado por:

Firmantes:
1 Pedro Catrain 29 Guido Llenas
2 Eulogio Santaella 30 Fátima Portorreal
3 César Pérez 31 Osiris de León
4 Margarita Cordero 32 Quisqueya Henriquez
5 Wilfredo Lozano 33 Juan de Peña
6 Andrés L. Mateo 34 Martin Bretón
7 Tahira Vargas 35 Virgilio Méndez
8 Olaya O. Dotel 36 Juan Luis Pimentel
9 José Luis Hernández C. 37 Randy Custodio
10 Darío García 38 Alexander Mundaray
11 Ana Feliz 39 Ludelkis Peña
12 Carlos Báez Evertsz 40 Fernando Perez Vargas
13 Amparo Chantada 41 Jose Bourget
14 Miguel Ceara-Hatton 42 Emilio José Brea García
15 Pedro Pablo Yermenos Forastieri 43 Eduardo Alvarez
16 Andrés Astacio 44 Pedro Hernandez Paulino
17 Massier D’Leon 45 Amanda Castillo
18 Fernando Pellerano 46 Julio Marichal
19 Christophe Saladin 47 Jose Rafael Lomba
20 José Alejandro Ayuso 48 Carlos Andujar
21 Héctor Guerrero Heredia 49 Salvador Catrain
22 George Leonel Salce 50 Cándido Gerón
23 m 51 José Enríquez García
24 Bernardo Jiménez 52 Federico Fondeur
25 Fony Arias 53 Aurelio Tejada
26 Miguel Ventura. 54 Gregory Sanchez
27 David Ortiz Alburquerque 55 Bienvenido Aurelio Poueriet
28 Luis Gómez Pérez 56 José Dunker
57 Segundo Maldonado Abreu.

sIETE AÑOS DESPUÉS… ¿CON HIPOLITO O CON ABINADER?

Siete años después, con una iniciativa igualmente fallida de por medio en los comicios del 2016, nos encontramos con esta perlita:

Constituyen la “Coalición Democrática”, buscará desplazar al PLD en elecciones 2020 (SANTO DOMINGO 11 / 11 / 2018)

”Durante una asamblea realizada en la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), diversas personalidades de la vida pública constituyeron la llamada “Coalición Democrática” bajo el compromiso de impulsar una gran alianza político social para desplazar al Partido de la Liberación Dominicana (PLD) “del control absoluto del Estado”.

“Desplazar al PLD es para la “Coalición Democrática” el paso inicial para, según ellos, superar la crisis institucional, el deterioro del aparato económico y la enorme inequidad social que han situado a la República Dominicana en los últimos lugares de la mayoría de los índices mundiales.”

“La asamblea aprobó los “Lineamientos básicos para un gobierno de Regeneración Nacional” con los que todos los participantes y las personas e instituciones que se sumen se comprometen a promover las reformas institucionales necesarias para la creación de un nuevo orden de cumplimiento de la Constitución y las leyes que garantice la participación electoral con equidad.”

“La Coalición Democrática es el resultado del encuentro de decenas de personas, activistas sociales, líderes comunitarios, gente del mundo empresarial, religioso y organizaciones que a lo largo de los últimos meses habían abordado de manera particular el deterioro social e institucional que vive el país y que han decidido actuar juntos para superar el deterioro de la vida dominicana.”

“Al leer la proclama de Santo Domingo el jurista Fernando Henríquez definió el punto de partida de la organización “Ningún partido político puede por sí solo impulsar los cambios políticos que demanda la sociedad, ni vencer la inmensa maquinaria de dominio y manipulación del Estado que se nos ha impuesto” y que, “el cambio democrático solo será posible con la confluencia y articulación de amplios sectores sociales y políticos como los que se han expresado en el Movimiento Marcha Verde contra la corrupción y la impunidad”.

“La Coalición aclaró que no es una organización anti partido y que no pretende convertirse en otra más de las decenas que han surgido en las últimas décadas, “Con los bueyes existentes es que debemos tirar de la carreta nacional, con visión crítica para incentivarlos a fortalecer las prácticas democráticas y a recuperar la primacía de los fundamentos de la ciencia política, que el patricio Juan Pablo Duarte definió como las más digna de ocupar las mentes humanas”, dijo Henríquez al leer la proclama.”

“La organización definió una agenda de prioridades en las que tiene que comprometerse la sociedad para superar el atraso social y la inequidad promovidos por un modelo que ha lastrado el aparato productivo nacional.”

Entre los convocantes a la asamblea están José Rijo, Vielka Polanco, Rafael Chaljub, Juan Bolívar Díaz, Fernando Henríquez, Altagracia Salazar, Pedro Pablo Yermenos, Manuel Jimenez, María Fernanda López, Víctor Castro, Luis Eduardo Tonos, Yeicy Donastorg, Milly Pérez, Gerardo Peralta, Fermín Álvarez, Radhamés García, César Pérez, Aulio Collado Anico, Luis Shecker Ortiz, Olaya Dotel, Roberto Sánchez, Apolinar Veloz, Ramón Colombo, José Dunker, Rafael Toribio, Jimmy García Saviñon, Luis Guzmán, María Guzmán, Brinela Fernández, Manuel Robles, Mario Fernández, Franiel Genao, Wilfredo Lozano, Natalia Mármol, Tonny Taveras, Alba Reyes, José Reyes, Jaime Rodríguez, Jonathan Liriano, Andrés. L. Mateo, Henry Vera, Francisco Torres, Alejandra Pichardo, Franca Valois y Juan Núñez Collado.

CONCLUYENDO:
La corrompida institucionalidad vigente, especialmente sus detentadores desde el sistema de partidos y sus socios en el gran empresariado privado, no tiene de otra que aferrarse a la reproducción de unas elecciones estructuralmente fraudulentas que les garanticen o continuidad, o reciclamiento al poder constituido.

La rendición de cuentos el pasado 27 de febrero confirma que la re-postulación del presidente Danilo Medina vuelve y vuelve por segunda vez, siempre con sus lacras y malas artes, sus traumas y corruptelas.

La reciente manipulación y pactos espurios respecto a una ley de partidos mostrenca ha reforzado el oligopolio electoral; mientras la aprobación al vapor de la ley orgánica sobre la materia, no deja dudas sobre la repetición de la farsa con ventajas para los actuales jefes y beneficiarios de la dictadura constitucional mafiosa.

Así las cosas, nada sugiere que lo electoral en el 2020 será mejor que en el 2016, signados los próximos comicios por un conjunto de estafas y fraudes descarados. Todo lo contrario: la situación, en cuanto a la esencia del poder constituido, ha cambiado para peor, amenazando en la actualidad y de cara al futuro inmediato la vida de nuestro pueblo y de todo su entorno natural.

Por todo esto es lamentable que sectores vinculados a las luchas contra el sistema de corrupción e impunidad y a causas muy justas, insistan en legitimar esa farsa; en la que, o se pliegan a la oposición conservadora y articulada a la corrupción política y empresarial en busca de cuotas, o estarían conduciendo sus esfuerzos a nuevas frustraciones electorales marginales.

Lamentable, porque lo que demanda la repetición de esa historia de fraudes e imposiciones, es una estrategia de ruptura del podrido orden institucional establecido, vía desarrollo de democracia de calle y construcción progresiva de un poder popular constituyente; una estrategia de ruptura del bloqueo institucional y creación de una nueva institucionalidad democrática-participativa que recupere a la vez soberanía popular y soberanía nacional anuladas a través de un proceso constituyente que incluye la destitución del presidente y el gobierno de turno, antes o después de consumada la farsa..

¡Todavía hay tiempo para desechar esa trampa!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *